La inversión en reformas y rehabilitaciones crece ampliamente en 2016 y 2017, mientras la construcción se mantiene bajo mínimos

El 2017 ha terminado con buenas noticias para el sector de la construcción y, después de 10 años de crisis, hay coincidencia en reconocer un resurgimiento generalizado. Es el término aplicado a la situación.

Salamanca forma parte de esta tendencia que es noticia a raíz de la publicación de datos estadísticos por parte del Ministerio de Fomento.

Se trata de cifras de visado de obra hasta el tercer trimestre del año, publicadas en noviembre, y confirman dos características principales de una nueva situación.

En primer lugar, hay coincidencia en destacar que la recuperación está muy lejos de la pujanza del 2007, y es significativo que se subraye, pues indica tanto el nivel de expectativas como el anclaje en el pasado. Lo que las cifras no dicen es si esta referencia en el pasado es un estímulo para el crecimiento o una limitación para identificar y encontrar otras oportunidades.

Sabemos al menos que no ha sido esto segundo el caso de OYRSA y de otras empresas que están contribuyendo al comienzo de un buen momento para este sector, y aquí viene la segunda característica, que es que se confirma la tendencia al aumento de los proyectos de obra nueva y el ritmo de demanda de proyectos de reforma, que continúan superando a los primeros, los de obra nueva.

Valga como ejemplo el estudio de la inmobiliaria Barnes Spain relativo a Madrid, que puede trasladarse a Salamanca en cuanto al incremento de las reformas. En el caso de Madrid, esta empresa autora del estudio indica que se debe a que se privilegia la ubicación y se prefiere reformar en el centro a adquirir obra nueva, que actualmente es una opción casi imposible en una ubicación céntrica, debido a la escasez de suelo.

¿Qué alcance tiene este resurgimiento del sector a través del incremento de las reformas?

Si vamos a las cifras proporcionadas por el Ministerio de Fomento, el último dato sobre visados de dirección de obra nueva de los colegios de arquitectos técnicos (que corresponde al mes de octubre, ya que la publicación es de noviembre, como decimos) arroja una cifra de 2.338, sumados los edificios de uso residencial y uso no residencial, mientras que los visados para reforma o rehabilitación han sido 2.876. Los presupuestos difieren en mucho, pero a la inversa: para la obra nueva han sido 971.608 miles de euros y para la reforma, 221.791,80. Todo esto referido al conjunto de España.

En Castilla y León, los visados de obra nueva en octubre (última cifra disponible) fueron 177, con un presupuesto de 41.234,70 miles de euros, mientras que los de reforma y rehabilitación fueron 183 visados, casi a la par, con un presupuesto de 11.227,90 miles de euros.

Resumido en una tabla, lo veríamos de la siguiente manera:

España

Castilla y León

Visados

Miles/€

Visados

Miles/€

Obra nueva

2.338

971.608,00

177

41.234,70

Reforma

2.876

221.791,80

183

11.227,90

Datos de octubre del 2017, últimos publicados.

En estas cifras, nada indica un resurgimiento ni tampoco se aprecian diferencias significativas entre proyectos de obra nueva y proyectos de reforma y rehabilitación. Sin embargo, sí existen, aunque para visualizarlo tenemos que acudir a las cifras del 2007, último año de boom antes del crack, y compararlas con el último dato anual disponible, que es del 2016 —teniendo en cuenta que las cifras del 2017 podrían mejorarlo—. Los datos que vamos a encontrar se resumen en esta tabla:

España

Castilla y León

Obra nueva
miles/€

Reforma
miles/€

Obra nueva
miles/€

Reforma
miles/€

2007

47.062.980,00

3.141.755,80

3.093.930,00

207.397,40

2016

7.541.891,70

2.053.283,46

340.488,70

104.495,40

Y aquí es donde vemos que la inversión en reformas durante el año 2016 va creciendo significativamente, mientras que la de obra nueva se mantiene en niveles casi irrisorios, comparada con la del 2007.

¿Cómo terminará 2017? A falta de publicarse las cifras de noviembre y diciembre, y siempre según datos oficiales del Ministerio de Fomento, vemos que la inversión nacional en obra nueva asciende a 8.076.435 miles de euros, y en reforma, a 1.823.240,20, lo que indica que las cifras del 2016 van camino de superarse holgadamente. En Castilla y León la obra nueva ha supuesto hasta octubre, incluido, 333.598 miles de euros, y la reforma, 110.017,50; por lo tanto, la inversión en reforma ya ha sobrepasado la del 2016 y la de obra nueva también será sobrepasada. En conjunto, se confirma la tendencia del 2016, durante el que la reforma y la rehabilitación han sido la fuerza tractora del sector de la construcción.

Para OYRSA, 2016 y 2017 han sido unos años especialmente dedicados a la reforma y la rehabilitación, de todo tipo, desde la reforma integral de viviendas a la rehabilitación tanto de edificios como de viviendas, pasando por las pequeñas reformas. Así hemos sido partícipes de esta nueva etapa en el sector de la construcción. Al mismo tiempo, hemos ejecutado obra nueva e impulsado paralelamente el área de interiorismo.

En este año que empieza, con la experiencia y los medios de los que disponemos, confiamos en compartir el éxito de muchos proyectos más.

Y como dicen unos amigos por ahí, seguiremos informando…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s